Revista Sudestada: Paulo Freire vuelve a los caminos

Posted on 05/09/2012

0


Tras la derrota de los intentos revolucionarios en Latinoamérica, el pensamiento de Paulo Freire fue recortado hasta ser reducido a una simple dinámica participativa. A quince años de su muerte, buscamos al educador popular que elaboró un marxismo abierto y una práctica claramente radical. En la Argentina, y como parte de esta recuperación, las Escuelas Campesinas y los Bachilleratos Populares retoman el camino del Freire subversivo.

 

1. Para llegar, Freire tenía que caminar, literalmente, con los pies en el barro. No es una metáfora. Recife, su pueblo natal, era lluvioso y pobre. Y él iba, por los senderos de tierra mojada, surcando la naturaleza agresiva del nordeste brasileño, con su maletín de maestro, rumbo a escuelas imposibles; galpones abiertos donde lo esperaban niños y trabajadores humildes. Tanto lo querían que él siempre volvía.

Cuando Freire salía de su casa, no sabía si esta vez “el taller” iba a ser un éxito o lo que en educación se considera una completa derrota: un verdadero aburrimiento. La incógnita de una experiencia educativa abierta, esa especie de comunidad del saber, lo ponía ansioso y lo preocupaba a la vez. Así empezó a entender la enorme dimensión del acto pedagógico, hacia el mundo y hacia dentro de cada uno. En el camino no podía dejar de preguntarse si ese andar también era parte de la experiencia misma. ¿Lo era? Partir, caminar, llegar. La espera, la lluvia, el cansancio, la comodidad de la casa que se alejaba, las ampollas en los pies, el horizonte. Más tarde, pensando en la revolución, volvía a insistir con estas ideas. De alguna manera, estaban relacionadas… ¿Cómo hace el pueblo para salir de su casa, de su condición de oprimido? ¿Cómo abre la puerta, cómo camina, cómo se supera en cada paso?

 

También en la revista

*La Patria fumigada

*Martina Chapanay: La bandolera indómita

*Aborto legal

 

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized