Otro premio para Guillermo Saccomanno por el libro “Un maestro”

Posted on 17/07/2012

0


Desde Gijón, España, la voz de Paco Ignacio Taibo II sonaba exultante en el programa Hoy más que nunca, en la mañana de Radio Nacional del pasado viernes: “Hoy es un día grande para los argentinos. Acaban de darse aquí los premios de la Semana Negra y hay dos argentinos entre los seis ganadores. El Premio Memorial Silverio Cañada a la Mejor primera novela policíaca a Enrique Ferrari por Que de lejos parecen moscas y el Premio Rodolfo Walsh a Literatura Testimonial a Guillermo Saccomanno por “Un maestro”.

–Paco Ignacio Taibo II: –La Semana Negra se produjo en medio de la  huelga minera. Estábamos en la cuenca minera carbonífera asturiana y nos recibieron 200 mineros en huelga gritando “¡Viva la Semana  Negra!”. Y  nosotros gritando: “¡Viva la huelga minera!”.

–Como si el género negro hubiera sido superado por la realidad española…

P. I. T. II: –Eso pasa siempre. Una vez le dije a un colega que, ante la realidad, las ficciones más duras, terribles y aterradoras terminan pareciendo guiones de Disney.

–Paco, naciste en Gijón, pero te nacionalizaste mexicano, debés estar tironeado por Latinoamérica y por Europa. ¿Cómo creés que debemos mirar los latinoamericanos este momento más allá de lo que nos dice la  economía?

P. I. T. II: –La respuesta de Bolívar y el Che: “Tomaditos de las manos”. O América Latina construye una fraternidad identificada por la parte del mundo que nos tocó vivir y por las ganas de liberarlo o nos van a pasar como tanques por arriba.

–Guillermo, ¿cómo estás viviendo este premio?

Guillermo Saccomanno: –Con mucho orgullo. Lo compartí con la periodista y escritora mexicana Sanjuana Martínez por su investigación La frontera del narco. La verdad, un gran orgullo.

–Te vi hace unas semanas hablando con los pibes de una escuela de un  barrio muy humilde de Villa Gesell. Sos un maestro, un tipo hecho desde  abajo.

G. S.: –Lo importante de este premio es que lo otorgan a libros con  contenido ideológico. Pero lo fundamental es que el libro es una crónica al servicio de los docentes y que lo han incorporado a las carreras de educación popular. En algunos lugares de la Patagonia, circula fotocopiado entre los docentes. Es una contribución a la educación y a la liberación.

–Nano Balbo, el maestro que te relató el libro, ¿se enteró del premio?

G. S.: –Le escribí a mi esposa para que le hiciera llegar la noticia, ya que Nano está en Chos Malal. Él, como militante de la educación, está dando  charlas sobre gremialismo y trabajando con las gremiales docentes.

Anuncios
Posted in: Uncategorized