Este domingo a las 20:15 continúa el ciclo EUROTRIP en la Sala Günther Blaas del Centro Cultural Cotesma

Posted on 17/05/2012

0


Este domingo a las 20:15 continúa el ciclo EUROTRIP en la Sala Günther Blaas del Centro Cultural Cotesma, con la proyección de Venecia Rojo Shocking, inquietante película inglesa dirigida por Nicholas Roeg. Venecia Rojo Shocking (Don’t Look Now) es una obra maestra del suspenso, dirigida por el inglés Nicolas Roeg, siendo quizás su mejor película. La película es adelantada para su época, y exhibe una impecable técnica de edición, actuaciones expléndidas, una atmósfera atrapante al igual que su fotografía, mostrando una Venecia inquietante más que romántica, y un guión más que competente. La película cuenta la historia de una pareja británica llamada John and Laura Baxter (Donald Sutherland y Julie Christie), John ha sido encargado de restaurar una antigua iglesia cerca de los exquisitos canales de Venecia. Mientras están en Inglaterra, su hija accidentalmente se ahoga. La pareja sufre los acontecimientos y viajan a italia. Una vez allí, conocen a dos hermanas misteriosas las cuales hablan de premoniciones a la esposa de John, y de cómo pueden sentir a su pequena hija muerta. La esposa cambia de ánimo y mejora la relación con su esposo. Pero todo cambia cuando la hermana anciana ciega le cuenta a Laura que John esta en pelígro de muerte. Mientras tanto, la ciudad de Venecia se ve asotada por un asesino serial y es así los Baxter se veran metidos en una historia casi surreal… El film esta basado en una historia de la escritora Daphne Du Maurier, famosa por historias como “Rebecca” y “Los pájaros”, ambas adaptadas por Alfred Hitchcock. Tokig, The Devil Rides Out Uno de los más grandes thrillers sobrenaturales. Dennis Schwartz, Ozus’ World Movie Reviews Venecia rojo shocking no es sólo un brillante juego de espejos en forma de película: es también un ejemplo de buen uso del escenario donde la historia trascurre. Roeg utiliza de forma brillante las posibilidades de Venecia como trasfondo para una historia inquietante (esas callejuelas estrechas y solitarias, e incluso un poco lúgubres, que de repente desembocan en una abarrotada vía principal), pero además es capaz de ofrecernos un vivo retrato de la ciudad de los canales sin tener que recurrir a los lugares comunes. El director huye de las sempiternas escenas en San Marcos o el Puente de los Suspiros, de los paseos en góndola, para retratarnos una Venecia más real, que podemos disfrutar sólo con alejarnos un poco del centro, o con recorrer la ciudad de noche para vernos en situaciones relativamente parecidas a las que viven los protagonistas. Tampoco cae el director en la tendencia al “paisajismo poético”, tedioso vicio de algunos directores cuando ruedan en escenarios estéticamente privilegiados, lo que sin duda contribuye que el ritmo de la película, pausado a la par que fluido, no decaiga. La historia avanza hasta desembocar en un final sorpresivo, pero no tramposo, a altura de una película cuya mayor virtud es haber jugado con nosotros, mostrándonos todas sus cartas; otra cosa es que el espectador no haya sido capaz de ver su significado. En 1974 ganó el BAFTA a la mejor fotografía, y fue nominada a mejor película, dirección, actor, actriz, montaje y sonido. En 1974 fue nominada a los premios Edgar Allan Poe como mejor película.

Anuncios
Posted in: Uncategorized