“Agarrate Catalina” ¡¡Qué lo parió!!

Posted on 23/04/2012

1


Fotos Christine Clark

 

 

¿Por dónde empezar? Qué tal si escribo una nota sobre el espectáculo que brindó “Agarrate Catalina” diciendo “un espectáculo lleno de color, de alegría, que nos permitió…” No. Ni en pedo. Voy a contar lo que pasó por un montón de cabecitas, incluso la mía, durante esa hora que pasé dentro del gimnasio “Chango Soria”.

Pero antes les voy a decir que no en vano llegué dos horas antes y ligué una nota con Darío Prieto, director musical y escénico de la murga, después conversé con otro integrante de la murga y tuve un lugar privilegiado en la primera fila (por llegar primero).

Darío me contó que la murga, que ya lleva más de 10 años en este camino, ha tenido cambios de integrantes en la cuerda de cantores y también cambia todos los años artísticamente como lo exige el carnaval. Hemos ganado varios años el carnaval oficial y este año presentamos el nuevo trabajo: “La comunidad”

¿Hay un fenómeno en Argentina con las murgas y las bandas uruguayas?

Sí, es como el sueño del pibe, nosotros estamos haciendo giras maratónicas por Argentina, lo mismo “No te va a gustar” “La Vela Puerca”, otras murgas. Es imponente.

¿Cómo fue recibido el tema de la violencia en este último trabajo?

En el arte no hay que ser complaciente. Tiene muchas lecturas, en el arte no hay unilateralidad. Es verdad que a algunas personas les chocó, hay palabras que no se utilizan en ámbitos académicos y nosotros lo pusimos en el tema “La violencia”, pero en realidad las palabras describen situaciones y la gente terminó comprendiendo que describen situaciones. Igual las murgas tienen dos patas importantes, lo musical por un lado y reflejar lo que dice la gente en la calle, lo que dice el pueblo y no sale en los medios por otro. La murga hace crítica los social y política, es contestataria por naturaleza.

¿Qué pasó con el Pepe Mujica que no invitó a los festejos del bicentenario a las murgas?

Mirá, la conmemoración se hizo durante todo un año y participaron las murgas, nosotros participamos en una de ellas, lo que vos te referís es a un hecho puntual que fue el cierre de las conmemoraciones y sí, no hubo ninguna murga. Hay murgas que critican y yo las comprendo, pero eso no mancha para nada a este gobierno. Es el que más ha dado a la cultura popular en estos 200 años. No podemos ser injustos, igualmente entiendo la crítica de mis colegas, pero hay que contar la segunda parte también.

El frío nos metió adentro. El gimnasio quedó chico y se llenó rápidamente, todo estaba en su lugar, desde temprano, se veía a toda la gente de cultura poner sillas, cables, dar indicaciones, eso hace bien. Los sanmartinenses nos sentimos cómodos porque ellos nos hicieron quedar bien, eso también enriquece el espectáculo.

Cuando empezó aparecer el humo sobre el escenario los aplausos dieron la largada y empezó “La Comunidad”.

Todo cambió en pocos minutos. Los primeros dos murgueros, aparecieron desde el humo, dijeron cuatro o cinco palabras y no quedó otra que empezar a reírse, pero de pronto supimos que no sólo nos habían venido a hacer reír. Corrosivos y talentosos, dispararon contra la característica de ser uruguayo en el mundo. De ahí en más no se salvó nadie.

La emoción (la emoción de verdad, la que te aprieta el corazón, la que no te deja respira, surgió del entripado y se nos metía entre ceja y ceja). Los murgueros de “Agarrate Catalina” empezaron a mostrar el por qué del nombre.

El daño de la globalización para un país como Uruguay, las leyes fascistas de imputabilidad de los menores, la payasada de Tabaré Vázquez de hablar de posible guerra con Argentina y llamar a Bush para que lo apoye, los yanquis asesinos de barbudos, los europeos que ahora se dan cuenta que no eran tan ricos y vuelven a pensar en venirse para acá, la violencia cantada desde la violencia, fueron los temas del cuplé. Fue así toda la noche, haciéndonos reflexionar nos hicieron reír, llorar y aplaudir hasta que nos miraban para que paremos.

La verdad, fue una noche demoledora para los que se acercaron al gimnasio a ver a Agarrate Catalina, no va a ser fácil olvidarse. De yapa, no dejaron pasar la oportunidad de pedir por la Escuela de Música.

Como dicen por ahí, LA CULTURA ES UN DERECHO, y la Secretaría de Cultura de Nación y la Secretaría de Cultura de San Martín de los Andes lo hicieron valer. La gratuidad permitió que la gente fuera a ver a unos de los más lindos espectáculos que ruedan por el país. Gracias totales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized