El conflicto por el edificio de la Escuela de Música o (el cuento de la Buena Pipa)

Posted on 14/04/2012

5


Estamos trabajando para poder conseguir un lugar para la Escuela de Música” – dijo el alguien del Distrito.

-¿Pero qué vamos a hacer si no se consigue ningún alquiler? – Preguntó un padre de una alumna.

Yo no dije “qué vamos a hacer si no consigue ningún alquiler”, yo dije que estamos trabajando para conseguir un lugar…”

Pero hace 20 años que nos dicen lo mismo… Gritó una mujer desde el fondo.

Nadie dijo “pero hace 20 años que nos dicen lo mismo”, nosotros decimos que estamos trabajando para…

 

Algo así sucedió el viernes a la noche en el Salón Municipal donde se encontraban las autoridades municipales, los directivos de la Escuela de Música, funcionarios del Distrito, y miembros del Concejo Deliberante que integran la comisión de Educación.

La Escuela de Música arrastra una problemática de infraestructura desde hace muchos años, tiene el terreno donde construirse, pero desde provincia vienen lavándose las manos desde hace al menos ocho años. Fue así que los conflictos se sucedieron en el tiempo y siempre el parche fue el alquiler de una casa que no cubre las necesidades de esta institución que da grandes satisfacciones a la comunidad y desarrolla un trabajo social incomparable.

La casa donde hoy funciona la Escuela de Música está vendida y ya tiene enviadas dos cartas documentos al Consejo Provincial de Educación, uno con copia a la Escuela de Música, más una deuda de cuatro meses, más intereses.

Los concejales Mercedes Tulián y Daniel Troncoso, contaron todo lo sucedido desde que el Concejo Deliberante fue informado de tan complicada situación y un funcionario del distrito de Educación comentó todos los pasos que hicieron para conseguir un lugar apropiado para el funcionamiento normal de la Escuela, pero todo se fue cayendo por diferentes problemas, sin embargo muchos de los presentes se sintieron molestos porque esta problemática es vieja y no se soluciona con un nuevo alquiler, sino que eso es apenas otro paliativo hasta que nuevamente vuelva el problema.

En la reunión, donde se convocó a padres, alumnos y maestros, el Municipio (quien poco puede hacer por más buena voluntad que ponga), puso a consideración la posibilidad de que se utilice el Hotel Sol para palear estos momentos mientras se encontraba un nuevo lugar (alguien por atrás preguntó si ponían un helicóptero para llevar a los chicos). Otros vieron bien ese gesto, pero fue desestimado por la gran mayoría de los presentes por verlo desapropiado e incómodo.

Hubo vecinos que increparon a todos los funcionarios por igual y otros que diferenciaron la gestión local, que no tiene ninguna posibilidad de solucionar este problema, con la gestión provincial, responsables de la Educación.

Ante la pregunta al funcionario del distrito de Educación “qué sucedería el lunes si no hay nada concreto”, este respondió que no había problema porque la dueña de la casa donde funciona actualmente la Escuela de Música tiene un acuerdo con el Consejo por 30, 60 o 90 días, según la necesidad de la institución. Lo que no esperaba este funcionario es que en el salón se encontrara Gustavo Fernández Capiet, yerno de dueña, quien tomó la palabra y le pidió que no engañe más a la gente, que nunca se acordó eso.

Esto fue la gota que llenó el vaso para que muchos se ofuscaran y empezara a pedir el inmediato viaje de algún funcionario con capacidad de decidir.

Con mucha incomodidad se continuó una discusión que parecía subir el tono hasta que se decidió llamar telefónicamente al sub secretario de Educación de la provincia y presidente del CPE y pasarle el teléfono al intendente Juan Carlos Fernández, recién llegado de Bariloche, para que este cerrara para que el sábado a las 14hs estuviera en San Martín de los Andes

Así terminó otra página de la Escuela de Música, el sábado se verá cómo sigue. Si termina con la decisión de construirse el edificio o si seguimos con el cuento de la Buena Pipa.

Anuncios
Posted in: Uncategorized