El 18 de marzo de 1971, Luis Alberto Spinetta emprende su viaje a Europa, pero antes grabó un disco que nunca salió.

Posted on 11/03/2012

2


Luis Alberto Spinetta se va a Europa a vivir, tal vez, la etapa más dura de su vida en lo que respecta a las drogas, desembarca allí, pero antes le entrega a Pappo su Gibson Dow que éste la hizo billete en pocos días.

Spinetta, antes de partir, se recluyó en los estudios de RCA y grabó un disco que nunca vio la luz, pero de esas horas de grabación salieron termas para un disco que la discográfica llamó sucesivamente “Almendra”, Luego “Luis Alberto Spinetta” y por último “La búsqueda de la estrella” con temas como “Dame, dame pan” y “Castillos de piedra”, luego incluido en Pescado Rabioso. La verdad es que Luis había pedido a la productora que a su disco se llamara “Spinettolandia y sus amigos”, pero no fue así.

En una larga entrevista hecha por la revista “Pelo” responde esto sobre el rock en Argentina y en Europa:

 

¿Cuál fue el itinerario de tu viaje?

 Salí el 18 de marzo para Brasil, después pasé por New York y el viaje terminó en Francia. Traté de ir a Londres pero me rechazaron en la frontera, finalmente fui a Holánda. Fue una experiencia muy importante, tenía ganas de irme; no conocía Europa. Mirá, en todas partes suceden las mismas cosas, lo que pasa es que la gente responde de diferentes maneras. En cuanto a la música creo que en la Argentina se está tocando una música muy pura. Se da un rock con mucha raíz a pesar de que hay una gran disgregación.

Sin embargo, la gente cree que hace un año estábamos mucho mejor

Creo que están en un error: todo lo que crece se desgasta, la vida misma es una unción constante de integración y desintegración, como una marea. Este es el momento en que los grupos tienen que empezar a sonar. Creo que estamos mejor que en Francia, porque allá todavía se canta el rock en inglés, nosotros superamos eso hace mucho tiempo. El fenómeno de disgregación es fundamentalmente un fenómeno de experiencia individual de los integrantes de los grupos. Pienso que los músicos se han separado de los conjuntos porque están revolucionados internamente y esperan encontrar su huella. En este país hubo mucha honestidad por parte de los músicos pero mucha deshonestidad en la gente encargada de difundirlos. Ellos han cantado y tocado sus temas muy libremente pero las mentalidades que recopilaron eso y lo tradujeron en la difusión masiva se equivocaron fundamentalmente, no nos interpretaron. Yo personalmente aprendí que cada palabra que uno dice es un riesgo y que es preferible no decir nada y que todo se interprete según las apariencias.

 

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized