Del Colón a San Martín de los Andes Andrea Iocca desentraña el mito que el Ballet es sólo para una clase social

Posted on 04/03/2012

5


La grieta: Andrea, contanos sobre tus comienzos en el ballet, contanos de vos, de tu familia.

Andrea Iocca: Bueno mi papá era carpintero metálico porque tenía que tener un oficio para sobrevivir, el padre lo mandó a aprender un oficio para aportar a la casa, pero su vocación era de tenor, le encantaba. (Andrea se emociona y le cuesta seguir)… Mi mamá era pianista porque a mi abuelo le encantaba que tocara el piano, pero tenía pánico escénico, así que por más que mi abuelo se esforzara para que ella tocase el piano, le compraba vestidos, pero no hubo caso. Mi papá y mi mamá se conocieron estudiando teatro, porque el teatro le permitía mejorar la interpretación como tenor y como pianista. Yo me crié yendo a montones de espectáculos de música en la colectividad italiana (mi papá era napolitano), aunque también íbamos a la colectividad española porque cantaba cosas españolas. Cuando me preguntaron qué quería hacer a parte de la escuela, elegí el ballet, y mis viejos le pusieron todo para que pudiese estudiar. El mejor lugar quedaba a una hora y media de viaje de mi casa. Yo vivía en Palomar y tenía que ir a Capital Federal. De Palomar era también Jorge Don y viajábamos juntos hasta que se fue a Europa. Ahora acá yo veo que hay chicos que por tener que tomar un colectivo 15 minutos no vienen a estudiar. O venir de Junín para San Martín parece que fuera escalar el Aconcagua y la verdad que es una cosa sencilla, mucho mejor que viajar en Buenos Aires.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bueno, empecé a estudiar con una profesora particular, Nora Codina, ella tenía su departamento cerca de Congreso. Vivía con su hija porque al esposo lo secuestraron en la dictadura y está desaparecido. Ella después se fue a vivir a Mar del Plata, pero antes de irse le dijo a mi madre: “Así como está peinada la presentás al Colón, mirá que tiene 11 años y es el límite para entrar, tiene todas las condiciones para ir al Colón y yo ya no puedo avanzar más, todo lo que sé ya se lo enseñé, así que te recomiendo que la pases a estudiar con Olga Ferri que es lo mejor del momento (la profesora de Maximiliano Boca, Paloma Herrera, de Maximiliano Guerra).”

Y así hizo mi mamá y me anotó en el examen del Colón.  De 400 aspirantes quedamos 45. La anécdota fue que no dejaron entrar a los papás y cuando me abrieron la puerta para pasar entró mi hermano que era un año menor que yo, y él andaba corriendo por ahí y la profesora le dijo: ¿y vos qué hacés vos acá? -Vengo a acompañar a mi hermana. ¿Y vos no querés ser bailarín? Bueno, mi hermano entró al Colón antes que yo. Mi hermano es bailarín también. Él también hizo carrera en el ballet.

Yo no entré al Colón porque soy rica, eso es lo que no sabe la gente, yo tenía una sola maya, llegaba a la noche, la lavaba y me la ponía mojada al otro día para volver a entrar al instituto. El Colón es gratis, pagás una pequeña cooperadora y lo único que tenés que hacer es bailar bien.

Yo acá nunca logré que mi escuela sea para todos. Y esta es mi profesión, yo elegí San Martín y vine a dar esto para vivir, acá tengo mi casa, mis hijos…

LG: ¿Por qué acá no puede haber una escuela municipal, una escuela para todos los que quieren estudiar danza, ballet, más allá de su clase social?

AI: Yo tuve que alquilar un salón para dar las clases y tengo que cobrar una cuota porque no recibo subsidio, no tengo sueldo, yo me tengo que generar mi ganancia. ¿Qué hago? ¿Enseñó Ballet que es lo que sé hacer, estudié con los mejores profesores del mundo, o me voy a manejar un taxi?

Yo sigo adelante con lo que sé, con lo que llevo en el corazón.

LG: ¿Un chico/a que no puede pagarlo, hay alguien, alguna institución lo beca o perdió?  

AI: En anteriores gestiones presenté un proyecto de becarios que compartí con la escuela 86 y 188 que hasta que me aprobaron el sistema de becarios trabajé un año gratis con 25 chicos, entre esos 25 chicos estaba Boris Zambrano que ahora se va a estudiar al Ballet de Río Negro.

El segundo año logré que me pagaran por todo el año $300 y el tercer año conseguí $600 por mes, como un tallerista, lo que me servía para el alquiler y que además sólo lo cobraba durante los meses que trabajaba, el cuarto año me lo volaron de un plumazo. Además era un trámite increíble, mil y un problemas para anotarse como becado. Lo peor es que cada vez que empieza un gobierno nuevo empezamos todo de cero, cambia todo, no se evalúa si funcionó o no. Ahora vamos a presentar nuevamente el proyecto. Mi trabajo fue gratis siempre con esos chicos y hasta la ropa se la dábamos nosotros, yo mismo la cosía.

 LG: ¿Hay una edad para empezar?

AI: No, yo nunca fui la nenita vestida de rosa. Yo empecé con 11 años, alta como soy ahora, e hice carrera dentro del Colón. Hay que ponerle el corazón y tener ese espíritu para volar.

LG: ¿Boris le puso el corazón y voló?

AI: Boris es un tocado por la varita mágica, tiene el don y la vocación para el Ballet, le gusta ser bailarín. Encontró en la danza su ventana al mundo y eso lo hace sentirse muy bien. Ahora entró a esta nueva escuela donde lo van a terminar de formar para que pueda salir al mundo. Es bárbaro porque Boris lo va a poder hacer. Yo que sé del tema es muy difícil ser varón y bailar así. Tiene grandes condiciones y quedaron maravillados. Estoy muy tranquila porque son dos maestros rusos excelentes y yo siempre le dije, él ya tenía que empezar a estudiar con varones. Cuando estuvo el Ballet Metropolitano dirigido por Leonardo Reale, que es embajador de la UNISEF, trabajó mucho con él, lo preparó, le dio consejos que lo ayudó un montó, en la medida que podamos vamos a tratar de traer profesionales que vos sabés que es muy difícil. Yo tengo una alumna becada en España, la becó Maximiliano Guerra cuando lo trajimos acá. Lo mismo sucede con otro alumno, también becado por Maximiliano Guerra cuando lo trajimos, fue primer bailarín del Ballet de Chile, ahora está viajando por el mundo bailando en sobre el Royal Caribbean.

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized