Aldo Novelli Un gran poeta, una gran persona y un “disfrutador” de la vida

Posted on 27/01/2012

2


Aldo tiene la risa y las respuestas fáciles para todo, pero no porque sean fáciles, sino porque ha recorrido la vida casi de punta a punta. Lo conocimos en una Feria del Libro, hubo poca charla, bastante vino y nos demostró que ser un poeta era ser un ser humano sensible que mira y actúa desde otro lugar del que siempre nos proponen, y no mucho más. La última vez que estuvimos juntos fue en la presentación del libro de Rafael Urretabizkaya y terminamos en un asado junto al otro gran poeta Raúl Mansilla. Hablamos de política, de libros, de viajes y de esas cosas que no se hablan mucho en la tribuna de un

Encontrarse con Aldo Novelli es siempre un regocijo, aunque sea en Facebook o mediante e-mails a cancha de fútbol. Acá le hicimos unas preguntas para seguir aquel asado que se nos hizo corto.

 

Aldo, ¿por qué sólo escribís poesía?

No, no es así, escribo también minicuentos, cuentos y relatos, escribí una novela de 540 páginas que edité por esfuerzo propio, se llamaba “La mejor novela jamaz escrita” en la primer página decía: “Lector, basta de leer fantasías ajenas, escribe la tuya AHORA”, y las otras 539 páginas estaban en blanco.

Y ahora estoy escribiendo una novela infinita.

 

Hablanos de las mujeres, del vino y de un libro especial

Las mujeres son lo más bello que anda caminando por el mundo y también lo más terrible.

La primera premisa es obvia para todo hombre que disfrute de la vida, la segunda es reconocible solo para aquellos que no disfrutan de la vida o que abusaron de ese estado de placer.

Decía Rainer María Rilke: “Pues la belleza no es nada sino el principio de lo terrible, lo que somos apenas capaces de soportar, lo que sólo admiramos porque serenamente desdeña destrozarnos”. Creo que es aplicable a las mujeres.

“Del vino viene la vida” digo para ser original, y hacia el vino vamos, después de la muerte no seremos polvo enamorado, seremos vino.

 

Tal vez sea mejor si respondo con un poema:

 

 Las viñas

 

–         Y desde aquí se ve el pueblo

la línea de tamariscos al fondo

las dunas movedizas de la costa

y el prodigioso mar hasta el horizonte –

 

–         éste es un buen lugar hijo

aquí plantarás tu casa

y engendrarás tus hijos,

nada podrá dañarlos

el mundo queda más allá

donde la mirada no llega

y sus manos sucias no te tocarán –

 

luego bajaron el monte juntos

hablando de la tierra, de las viñas

de las uvas rojas maduras por el sol.

 

y siguieron hablando por años

por el camino que llevaba a la casa

en la cima del monte

hasta que el viejo murió.

 

y aún así siguieron hablando

de los nuevos retoños brillando al sol

junto a los hijos del joven labriego

y los nuevos hijos de los hijos

y los hijos de los hijos de la tierra.-

 

El libro que más me apasiona es el “Libro de arena”, pero no el maravillosamente fantástico de J.L. Borges, sino el libro infinito que contiene todos los libros imbuidos de belleza que he leído y sobre todo aquellos que no he leído y cuya belleza me convoca tanto como una bella mujer desconocida.

 

¿Qué debe tener especial un poeta, qué es ser poeta?

Esta pregunta no tiene respuesta. Hay tantos tipos de poetas como especies de animales en el mundo.

En lo personal, aceptando a regañadientes que yo fuera algo parecido a un poeta, digo que a diferencia de la mayoría: “desde hace mucho no escribo con el alma, sino con las pelotas”. Aunque últimamente pienso que: “tal vez el alma siempre estuvo ahí”.

Nada más puedo decir.

Buenas noches.

 

aldo luis novelli/ desde los bordes del desierto.-

neuquén – patagonia – argentina

http://www.elortiba.org/aldonov.html http://aldonovelli.lalupe.com/

La poesía es un oasis luminoso en medio del desierto. El poema es la sed.

 

 

 

 

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized